Guadalupe y la desorganización

La festividad de la Virgen de Guadalupe –la más tradicional y antigua celebración religiosa de Sucre– siempre se ha caracterizado por su profundo espíritu de religiosidad y devoción popular. Pese a que el transcurrir del tiempo ha ido imponiendo nuevas formas de comportamiento, muchas de ellas reñidas con los valores morales que enseña la Iglesia Católica, la “Patrona de Sucre”, como popularmente se la llama, es venerada con el mismo fervor que hace muchos años y hasta décadas atrás.

Sin embargo, y al margen del sentido puramente religioso de la festividad de Guadalupe, que se celebra cada 8 de septiembre, el anual desfile folclórico –concebido y organizado a propósito de esa celebración– ha ido creciendo vertiginosamente hasta convertirse en lo que hoy es: una espléndida y suntuosa demostración de juventud, colorido y belleza que ya ha cobrado un importante relieve a nivel nacional y que, luego de la injustificable extinción del Festival Internacional de la Cultura, ha pasado a convertirse en el principal acontecimiento masivo de atractivo turístico de Sucre.

Un espectáculo de la naturaleza del que comentamos representa, ni duda cabe, un  enorme esfuerzo humano que hay que aplaudir y estimular. No obstante, las posibilidades operativas de los impulsores de esa fiesta son cada año rebasadas sin que, por desgracia, exista una sólida política para promocionar, fortalecer y organizar de mejor manera el referido desfile folclórico.

No nos equivocamos al afirmar que la preparación de la “entrada de Guadalupe” representa un tremendo perjuicio para las actividades normales de la ciudad. Desde hace varios años, éste y otros medios de comunicación –recogiendo el generalizado sentimiento de la ciudadanía– venimos pidiendo que la Alcaldía imponga orden para evitar el caos urbano, inclusive en días ordinarios y en horas de alto tráfico de vehículos y peatones.

El resultado de tan insistentes súplicas no ha sido otro que el de confirmar que en nuestra ciudad reina el desorden, a causa de un tan alarmante como notorio déficit de autoridad. Las calles de la ciudad son bloqueadas arbitraria y caprichosamente, al gusto y antojo de quien dirige los ensayos de cada agrupación de danzarines. El llamado “convite” hace que Sucre soporte un atroz espectáculo de desorden, bullicio y fandango callejero, que suele prolongarse toda la semana previa al desfile folclórico.

Ni siquiera a la hora de definir la ruta de recorrido del desfile folclórico existe autoridad capaz de hacer valer esa su condición, porque terminan pesando más las amenazas y argumentos de algún iluminado folclorista o agrupación de danzarines que se empeñan en realizar aberrantes innovaciones y trazos disparatados.
Pero además, y como no nos cansamos de repetirlo, sólo en Sucre se permite entre otros muchos desórdenes, que la preparación de una entrada folclórica altere, durante meses, el derecho de cualquier ciudadano a vivir sin sobresaltos; que una semana antes y otra después de dicha entrada el armado y retiro de graderías interrumpa totalmente el tráfico vehicular en calles y avenidas de alto tráfico; que la Plaza Principal y el Centro Histórico de la ciudad sean utilizados como un gran coliseo donde se conmemora aniversarios de escuelas, colegios o facultades o donde se producen manifestaciones de protesta, verbenas, kermesses y un largo etcétera de otras desagradables demostraciones callejeras.

¿No será hora de poner orden a los caprichos aparentones y bullangueros de algunos ciudadanos, evitando que Sucre se convierta en una ciudad desapacible?
Estamos convencidos de que la entrada de Guadalupe, cuya magnitud, brillo y esplendor están fuera de toda duda, podría tener mucha más espectacularidad y despertar un mayor flujo turístico si las autoridades hicieran algo por planificarla y organizarla con la debida anticipación y meticulosidad.

La entrada de Guadalupe, cuya magnitud, brillo y esplendor están fuera de toda duda, podría tener mucha más espectacularidad y despertar un mayor flujo turístico si las autoridades hiciera algo por planificarla y organizarla con la debida anticipación y meticulosidad.

LO MÁS LEÍDO...

El TED advierte que las listas de jurados que circulan en redes no son las oficiales
1

El TED advierte que las listas de jurados que circulan en redes no son las oficiales

Local
Bolivia: 204.942 jurados electorales seleccionados para los comicios del 18 de octubre
2

Bolivia: 204.942 jurados electorales seleccionados para los comicios del 18 de octubre

Política
Todo lo que debes saber sobre los jurados electorales
3

Todo lo que debes saber sobre los jurados electorales

Local
¿Renunció Arturo Murillo? “Jamás abandonaría a la Presidenta”, dice el Ministro
4

¿Renunció Arturo Murillo? “Jamás abandonaría a la Presidenta”, dice el Ministro

Política
Copa promulga ley que crea el Bono Contra el Hambre, pese a observaciones
5

Copa promulga ley que crea el Bono Contra el Hambre, pese a observaciones

Política
¿A qué se debe el “cambio de sabor” del agua potable de Sucre?
6

¿A qué se debe el “cambio de sabor” del agua potable de Sucre?

Local
Evo dice que el retiro de Áñez estaba "decidido hace mucho" y solo faltaba "negociar su impunidad”
7

Evo dice que el retiro de Áñez estaba "decidido hace mucho" y solo faltaba "negociar su impunidad”

Política
En vigencia, la ley del Bono Contra el Hambre tras su publicación en la Gaceta Oficial
8

En vigencia, la ley del Bono Contra el Hambre tras su publicación en la Gaceta Oficial

Política
TED sortea 11.154 jurados electorales para Chuquisaca
9

TED sortea 11.154 jurados electorales para Chuquisaca

Local
El Gobierno ratifica la imposibilidad de pagar el Bono Contra el Hambre
10

El Gobierno ratifica la imposibilidad de pagar el Bono Contra el Hambre

Sociedad