EDITORIAL

Infiernos en la tierra

Un Estado que se respete a sí mismo debe garantizar la seguridad de sus habitantes, sin distinciones de ninguna naturaleza. Esta obligación no es implícita sino que está incluida en los principios constitucionales.

En el caso de Bolivia, el artículo 9 de la Constitución Política del Estado (CPE) dice que “son fines y funciones esenciales del Estado, además de los que establece la Constitución y la ley: (…) 2. Garantizar el bienestar, el desarrollo, la seguridad y la protección e igual dignidad de las personas, las naciones, los pueblos y las comunidades, y fomentar el respeto mutuo…”.

Más adelante, el artículo 23 señala que “la dignidad y la libertad de la persona son inviolables. Respetarlas y protegerlas es deber primordial del Estado”. El precepto siguiente complementa el cuadro al establecer que “toda persona tiene derecho a la libertad y seguridad personal (y) la libertad personal sólo podrá ser restringida en los límites señalados por la ley, para asegurar el descubrimiento de la verdad histórica en la actuación de las instancias jurisdiccionales”.

Al referirse a la restricción de la libertad, la CPE nos está hablando de las penas que privan de ella y éstas son las que se aplican cuando una persona es sentenciada como culpable de la comisión de uno o más delitos pero también esos casos están en el margen constitucional. Así, el parágrafo tercero del mismo artículo 23 advierte que “nadie podrá ser detenido, aprehendido o privado de su libertad, salvo en los casos y según las formas establecidas por la ley”.

La privación de libertad es una de las penas para castigar delitos en Bolivia y el tiempo que dure depende de los delitos por los que son imputados los presuntos autores. Pero aun en los casos en los que una persona recibe una sentencia y ésta es ejecutoriada, sólo pierde algunos de sus derechos, generalmente civiles, pero mantiene otros, los elementales del ser humano y eso incluye la dignidad. Por ello, el artículo 118 de la misma Constitución establece que “el cumplimiento de las sanciones privativas de libertad y las medidas de seguridad están orientadas a la educación, habilitación e inserción social de los condenados, con respeto a sus derechos”.

Todo lo que transcribimos hasta aquí suena muy bien y hasta se podría decir que es bonito… ideal. No obstante, la realidad es completamente distinta.

Para nadie es un secreto que la administración de justicia es mal aplicada en Bolivia y generalmente se ensaña con los económicamente débiles. Las cárceles están pobladas, por una parte, por centenares, quizás miles, de personas que no tienen una sentencia ejecutoriada –bajo la denominada detención preventiva– y, por otra, por personas cuya capacidad económica no les permite defenderse adecuadamente.

Se ha demostrado superabundantemente que las cárceles bolivianas son infiernos en la tierra que en lugar de rehabilitar a las personas sentenciadas por la comisión de delitos las malean todavía más o les enseñan a delinquir, en el caso de los inocentes. Nuestra historia reciente está poblada de sucesos sangrientos en lugares como Palmasola, Chonchocoro o San Pedro.

Por ello, no es de extrañar que en cárceles alejadas de los grandes centros urbanos, como es el caso de Rurrenabaque, en el Departamento del Beni, una brasileña con detención preventiva haya sido violada repetidas veces por sus carceleros. Este hecho, denunciado por un senador, dio lugar a que mujeres que estuvieron encerradas en la carceleta del también municipio beniano de Reyes denunciaran haber sufrido el mismo infierno en sus detenciones.

Parecen hechos aislados pero, si recordamos otros similares y recientes, entenderemos que son síntomas de un Estado que no está cumpliendo algunos de sus fines y funciones.

LO MÁS LEÍDO...

Una persona muere tras colisión de dos vehículos
1

Una persona muere tras colisión de dos vehículos

Seguridad
Médicos y trabajadores en salud inician una semana conflictiva
2

Médicos y trabajadores en salud inician una semana conflictiva

Sociedad
Suben a tres los fallecidos por la explosión de un carro cisterna en Cochabamba
3

Suben a tres los fallecidos por la explosión de un carro cisterna en Cochabamba

Seguridad
Más de 20 estudiantes “superdotados” en Sucre
4

Más de 20 estudiantes “superdotados” en Sucre

Local
Amplían plazo para investigar a Urquizu por abuso sexual
5

Amplían plazo para investigar a Urquizu por abuso sexual

Seguridad
Buenas y malas
6

Buenas y malas

Deporte
Famoso fotógrafo escondió imágenes del cadáver desnudo de Marilyn Monroe
7

Famoso fotógrafo escondió imágenes del cadáver desnudo de Marilyn Monroe

Curiosidades
Entrada seguirá la misma ruta
8

Entrada seguirá la misma ruta

Local
Unen fuerzas contra el fuego en Santa Cruz
9

Unen fuerzas contra el fuego en Santa Cruz

Política
Comicios: 132 candidatos jóvenes fueron excluidos
10

Comicios: 132 candidatos jóvenes fueron excluidos

Política
Se cancela lanzamiento de la Entrada de la Virgen de Guadalupe y hay protestas
1

Se cancela lanzamiento de la Entrada de la Virgen de Guadalupe y hay protestas

Cultura
¿Cómo detectar monedas falsas de Bs 5?
2

¿Cómo detectar monedas falsas de Bs 5?

Economía
Ladrón roba en una parroquia y se santigua al salir
3

Ladrón roba en una parroquia y se santigua al salir

Curiosidades
Caída de internet de Entel provoca molestia entre usuarios
4

Caída de internet de Entel provoca molestia entre usuarios

Economía
Dispara Villegas
5

Dispara Villegas

Deporte
Una persona muere tras colisión de dos vehículos
6

Una persona muere tras colisión de dos vehículos

Seguridad
Evo: Es doble delito ser mujer y joven en política
7

Evo: Es doble delito ser mujer y joven en política

Local
Bolivia: Nadie creció más, pero sigue siendo la última de la región
8

Bolivia: Nadie creció más, pero sigue siendo la última de la región

Capitales
Bebé nace con el cráneo y cerebro incompletos
9

Bebé nace con el cráneo y cerebro incompletos

Sociedad
El TSJ pide informe sobre viaje masivo de jueces a un curso
10

El TSJ pide informe sobre viaje masivo de jueces a un curso

Seguridad