A la covid como economistas y a la economía como médicos

Daniel Ortega fue miembro de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional, y a la vez de la Dirección Nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Estuvo preso gran parte de su juventud y su fotografía jamás había estado en ningún periódico, salvo en los días de su captura en 1967, acusado de conspiración contra el régimen del dictador Anastasio Somoza.

Hace unas semanas, en un artículo del New York Times, el doctor Aaron Carroll, Jefe de Salud de la Universidad de Indiana, hizo una perspicaz observación sobre las políticas para controlar la Covid en Estados Unidos: “Cuidar a un individuo, y proteger a una población, requieren diferentes prioridades, prácticas y formas de pensar; para sanar al país y colocar nuestra lucha a la Covid-19 en el camino correcto, debemos pensar menos como lo hacemos los médicos.”

El argumento, en síntesis, es que al médico le preocupa “la salud”, pero, frente a su paciente, busca la mayor seguridad, los mejores medicamentos y los mejores servicios. Desde su mirada, ante la Covid, lo que el médico busca son, por ejemplo, Unidades de Terapia Intensiva de primer nivel y disponer de abundantes pruebas PCR; no acepta nada menos porque sobre él recae la responsabilidad de la vida del paciente.

A nivel de la salud de la población total, sin embargo, en lugar de la perfección, el desafío es llegar a tantas personas como sea posible: las pruebas frecuentes y regulares son preferibles y eso se logra más fácilmente con pruebas tomadas en casa, incluso si son menos sensibles que las PCR. El punto es que las pruebas imperfectas más frecuentes pueden detectar más casos, incluso perdiendo algunos que podrían haberse detectado con pruebas perfectas. Lograr que muchas personas estén algo más seguras puede lograr más seguridad global que garantizar que pocas personas estén realmente seguras.

En consecuencia, el doctor Carroll plantea que, frente a amenazas como la Covid, los médicos en posiciones de gestión pública deben dejar de pensar como médicos de cabecera, para poder entender la dinámica de las amenazas y de los problemas de salud a nivel de las comunidades. Sólo así podrán identificar las acciones más eficientes y efectivas para la sociedad, aunque no sean las perfectas para cada paciente individual.

La sagacidad de la observación me impactó de inmediato porque, como aficionado a temas de desarrollo productivo y economía, con la argumentación opuesta a la del doctor Carroll nunca he podido entender cómo los economistas (y los políticos) parten de una teoría en la que las personas son actores principales, pero cuando evalúan a la economía sólo usan indicadores globales: crecimiento, déficit fiscal, deuda externa, tasa de interés, inflación, tipo de cambio, etc., en los que las personas son invisibilizadas.

En este caso, los economistas y los políticos, suponen (o esperan que la sociedad crea) que si el Producto Interno Bruto crece, si la inflación es baja o si el tipo de cambio se mantiene, cada ciudadano tiene que estar bien. Pero la realidad nos está gritando que éste no es el caso, aunque los políticos hacen sus mejores esfuerzos para convencernos de que nunca estuvimos mejor.

Hace 12 años, en un ensayo para el debate de Inaset (“Economía en contra ruta”) analizamos precisamente estos contrasentidos y puntualizamos, en síntesis, que “justificamos la mala distribución primaria del ingreso porque ‘el capital es el factor escaso’; congelamos salarios a profesionales ‘por austeridad y para evitar inflación’; celebramos el cuentapropismo obligado (ocupaciones precarias por la incapacidad estructural de la economía para crear oportunidades de empleo digno), como expresión de ‘emprendedorismo’ y de ‘profundización financiera’; ahogamos a los contribuyentes capaces de crear valor y empleo, pero ‘cumplimos metas de recaudación’; ofrecemos caros e ineficientes servicios de empresas públicas, y persistimos en el patrón extractivista ‘para capturar y redistribuir excedentes’ y aspiramos a la diversificación productiva, pero fortalecemos el boliviano ‘para abaratar importaciones’”.

Volviendo al doctor Carroll, la enseñanza que ha dejado la Covid es que, de aquí y en más, las estrategias de lucha contra las pandemias necesitan de médicos con la capacidad de entender la problemática sanitaria del conjunto de la sociedad y no sólo de los pacientes individuales; al pedir atender la salud “pensando menos como médicos”, para entender mejor la dinámica de la sociedad, efectivamente sugiere adoptar la mirada al conjunto, que es el enfoque que domina en la academia y en el poder político para evaluar la economía.

Pero desde la perspectiva de la ciudadanía es una imperiosa necesidad que economistas y políticos recuperen la prioridad de entender la economía y medir su calidad en términos de las personas y de sus hogares, es decir, con la dedicación que el médico atiende a su paciente: la economía no es socialmente saludable porque crece al 6 por ciento, porque no hay déficit fiscal o porque las reservas internacionales son elevadas: la economía sólo es saludable cuando todos y cada uno de los ciudadanos tiene un empleo digno y el Estado tiene la capacidad de ofrecer todos los servicios necesarios para el bienestar de las personas en condiciones de eficiencia, calidad, equidad y oportunidad. En esas condiciones, los temas de debate que hoy apasionan a economistas y políticos son “casi” irrelevantes.

Propongo pues una nueva consigna: a la Covid y las pandemias hay que tratarlas como economistas; a la economía, con la dedicación personal de los médicos de cabecera. Eso le deben a la gente.


LO MÁS LEÍDO...

Nueva ley endurece penas
1

Nueva ley endurece penas

Seguridad
Uyuni: Atropello en bloqueo de vía deja 4 muertos y heridos
2

Uyuni: Atropello en bloqueo de vía deja 4 muertos y heridos

Seguridad
Trifulca en marcha del MAS a su paso por la Gobernación cruceña
3

Trifulca en marcha del MAS a su paso por la Gobernación cruceña

Política
Hay acuerdo entre centro especial y la Gobernación
4

Hay acuerdo entre centro especial y la Gobernación

Local
A prisión chofer implicado en un triple asesinato
5

A prisión chofer implicado en un triple asesinato

Seguridad
Sucre: Inauguran la Feria de Invierno 2022
6

Sucre: Inauguran la Feria de Invierno 2022

Local
Cruz, el asesino de Adelita, está en la cárcel de nuevo
7

Cruz, el asesino de Adelita, está en la cárcel de nuevo

Seguridad
Fotos de “narcovínculos” salpican a la oposición
8

Fotos de “narcovínculos” salpican a la oposición

Seguridad
Hay Contralora interina: Mamani sustituye a Ara
9

Hay Contralora interina: Mamani sustituye a Ara

Política
Duelo de necesitados
10

Duelo de necesitados

Deporte
Secuestran y asesinan a un niño de seis años en Llallagua
1

Secuestran y asesinan a un niño de seis años en Llallagua

Seguridad
El asesino de Adelita vuelve a la cárcel
2

El asesino de Adelita vuelve a la cárcel

Seguridad
Jhair murió por plata; su padre fue cómplice
3

Jhair murió por plata; su padre fue cómplice

Seguridad
Cochabamba: Informan de un sobreviviente del ataque en Ivirgarzama
4

Cochabamba: Informan de un sobreviviente del ataque en Ivirgarzama

Seguridad
Testigo desvela altercado entre policías y “narcos”
5

Testigo desvela altercado entre policías y “narcos”

Seguridad
Colombiano acusado de triple asesinato dice que estuvo en manos de policías, pero que lo liberaron tras quitarle dinero
6

Colombiano acusado de triple asesinato dice que estuvo en manos de policías, pero que lo liberaron tras quitarle dinero

Seguridad
Uso obligatorio del barbijo y horario continuo de trabajo, entre las disposiciones ante la quinta ola en Bolivia
7

Uso obligatorio del barbijo y horario continuo de trabajo, entre las disposiciones ante la quinta ola en Bolivia

Sociedad
Peso argentino cae más frente al boliviano: el comercio en la frontera es incontrolable
8

Peso argentino cae más frente al boliviano: el comercio en la frontera es incontrolable

Economía
Una familia sufre un embarrancamiento en Padilla, pero está fuera de peligro
9

Una familia sufre un embarrancamiento en Padilla, pero está fuera de peligro

Seguridad
Encuentran tres cadáveres en un vehículo abandonado en Ivirgarzama
10

Encuentran tres cadáveres en un vehículo abandonado en Ivirgarzama

Seguridad

Twitter Oficial @correodelsurcom