RAÍCES Y ANTENAS

Los 3 chanchitos y el lobo neoliberal

Había una vez tres hermanos y compañeros cerditos que vivían en modo: engorde en disfrute en el medio del bosque. Durante sus 15 años en el poder de la comarca se sacaron dos veces la lotería. Primero, los precios de los frutos primarios que vendían, en especial bellotas y piedras preciosas, se fueron al cielo y después, pueblos amigos y cooperación internacional se apiadaron de los 3 chanchitos y les perdonaron la deuda externa. Con la lluvia de dinero, los 3 marranitos, además de engordar y pasarla bomba, se pusieron de acuerdo y en vez de construir 3 casitas, hicieron una sola, muy grande, donde le decían a los demás animales del bosque que tendrían para comer y refugiarse, serían menos pobres. 

A la casita que se construyó se la presentó como una fortaleza imbatible y se le puso un letrero luminoso y bonito: La Granja de engorde económica social comunitario productiva.

El caserón, según la propaganda, era de sólido cemento y finos ladrillos. Pero un bello día del 2014, comenzaron a parecer problemas en la mansión de la revolución. La venta de bellotas que estaba en $us 12.000 de dólares bajó en $us 4.000 y comenzaron a corroerse los cimientos de la casa. Aparecieron gruesas goteras fiscales, los candidatos a ricos chicharrones gastaban a manos llenas e invertían en piscinas de lodo donde soslayarse. Inclusive hicieron un tremendo museo al Tocino. 9 años de agujero fiscal sin que la colita se les estirace. Felices repetían: El déficit público es como el colesterol hay del bueno y del malo. Por supuesto, nosotros producimos los lípidos espectaculares, nada de qué preocuparse. 

Para tapar los agujeros, goteras, filtraciones y rajaduras que surgían por toda la casa comenzaron a gastar los ahorros de la comunidad. Las reservas de la Casa Grande del Jamón, bajaron de $us 15 millones a 4.500 millones. Los tres amigos comenzaron a endeudarse interna y externamente, y lo más grave, la riqueza heredada comenzó a achicarse. La tasa de crecimiento del producto, que en el 2013 había llegado a 6,8%, en el 2019, había bajado a 2,2%. La economía de los chanchitos iba “cuesta abajo en la rodada”. Y debido a una pandemia de triquinosis y un pésimo gobierno de transición, de lobitos de bajo rango, que defraudaron una legitima “rebelión en la granja” (George Orwell) , en el 2020, la economía de los cerditos se fue al sótano profundo. La casa que se la había presentado como una fortaleza, con blindaje de grueso calibre, que realidad era de cartón de jabón Patria.

Alertados sobre estos problemas por otros habitantes del bosque como las liebres keynesianas, los ciervos institucionalistas, tigres neoestructalistas, o búhos ambientalistas, los 3 marranitos subían a la torre de la fortaleza y pregonaba a los 4 vientos que esta no era otra cosa que la vieja conspireta del lobo feroz neoliberal que no se cansaba de soplar, su fétido aliento de satanás del libre mercado, en el horizonte límpido de la revolución. Todo esta bien, hay flores, verduras, bonos y bellotas para todos, repetían una y otra vez. 

Siete años de déficit comercial, un mar de informalidad que crea el 80% de un empleo y ocupación de mala calidad. Una economía reprimarizada y de muy baja productividad. Elefantes blancos y azules de inversión pública. Empresas estatales que apenas cubrían sus costos y que no consideraban la inversión de capital para ver su rentabilidad. Frente a estas evidencias, los 3 puerquitos salían a los cómodos balcones del poder a hacer discursos y memes: Son los eternos quenchas, quieren que la economía se hunda. Sus premoniciones (¿no serán sus proyecciones?) nunca funcionaron, repiten una y otra vez. Destilan ideología y consignas, pero no rebaten ideas y datos.  

De repente de la nada, la principal fuente de riqueza del bosque misteriosamente baja. La producción de bellotas de gas de 60 millones por día, en el 2014, pasa a 40 millones en el 2021. Las exportaciones de bellotas gasificadas pasan de $us 6.000 millones de dólares, en el 2014 a $us 2.251 millones, en el 2021. Los impuestos directos a las bellotas (IDB) de $us de más de 2.000 millones a menos de $us 400 millones. Además, los subsidios al sector bellotas suman y siguen, y pueden llegar a más de $us 4.600 millones, según dos tigres la economía (Medinaceli y Velasquez).

Y frente a los claros signos de agotamiento del ciclo bellotas de gas, insisten con la estrategia de negación de la realidad. No son más que intrigas de las ovejas analistas vestidas de lobos neoliberales, y sus malignas mentes. Vendegranjas, criaturas del pantano del mercado, canis lupus piojentos adoradores de Adán Smith, los tres cerditos lanzan caricias conceptuales vacías.

Se estatizó los fondos de pensiones de los animales de la comarca y se creó una gestora pública de ahorros de todos, pero hace 11 años no puede ser pasada a manos estatales. Nota técnica: El hombre llegó a la luna en 10 años y aquí, los cochinitos no pudieron tomar la riqueza colectiva de la granja hasta ahora, por supuesto este pequeño retraso es culpa los lobos, que con sus perversas mentes embaucaron a los 3 marranitos. Corre la leyenda urbana que también existen lobos golpistas que viajan en el tiempo y que todas las metidas de pata de los últimos 15 años son de su autoría, inclusive todos los actos donde algunos chanchitos le metieron la pala al dulce de leche tenían el aliento de estos chacales.

Pero cuando el lobito feroz no aparece para hacer de las suyas, porque ya está viejito y sin dientes, los 3 chanchitos liderados por Patanegra, que necesitan para mantener unidos y distraídos a los demás animalitos de la comarca, van y le lanzan piedritas al neoliberal wolf. Debe seguir soplando, se debe mantener vivo al causante de todos los males de la economía. Pero cuando, el lobito local no es suficiente, los tres cerditos, muy inseguros, apelan a los besos de las suegras neoliberales. Con aires de eternos incomprendidos, se repiten a sí mismos frente al espejo admirando sus curvas: lo estamos haciendo maravillosamente, no lo decimos nosotros, si no, los lobos mayores del neoliberalismo como: Internacional Wolf Fund y the Werewolf Economist. 

Uuuoou aúllan los lobatos del bosque. ¡Rasss! se le hace el rosado cuerpo  a los 3 chanchitos de felicidad. Los malignos asechan. Podrán seguir echándoles la culpa de todos los males económicos y sociales de la comarca. 

Por supuesto esto es un cuento infantil, una ficción dominical, por lo que, todo parecido con la realidad es mera coincidencia.


LO MÁS LEÍDO...

Lanzan alerta por el ingreso de un frente frío al país; afectará a seis departamentos
1

Lanzan alerta por el ingreso de un frente frío al país; afectará a seis departamentos

Sociedad
El bebé Alex vuelve con su familia y el Gobierno ofrece $us 10.000 a cambio de información de la raptora
2

El bebé Alex vuelve con su familia y el Gobierno ofrece $us 10.000 a cambio de información de la raptora

Seguridad
Reportan intermitencia en el servicio de Internet móvil de Entel
3

Reportan intermitencia en el servicio de Internet móvil de Entel

Sociedad
Funcionario afirma que pide permiso para denunciar a opositores y lo hace a título personal
4

Funcionario afirma que pide permiso para denunciar a opositores y lo hace a título personal

Seguridad
¿Por qué la mujer que murió tras su visita a la cárcel no denunció nada?
5

¿Por qué la mujer que murió tras su visita a la cárcel no denunció nada?

Seguridad
Desalojan más de 30 tiendas del mercado Central de Sucre
6

Desalojan más de 30 tiendas del mercado Central de Sucre

Local
Sucre: Bus impacta contra un taxi y una familia sale herida
7

Sucre: Bus impacta contra un taxi y una familia sale herida

Seguridad
Tarija: Hallan a niña cuando viajaba a Santa Cruz, captada por un hombre mediante el juego Free Fire
8

Tarija: Hallan a niña cuando viajaba a Santa Cruz, captada por un hombre mediante el juego Free Fire

Seguridad
El Cerro Rico de Potosí se queda sin cono y es una “bomba de tiempo”
9

El Cerro Rico de Potosí se queda sin cono y es una “bomba de tiempo”

Sociedad
Joven se quita la vida tras matar a su bebé de año y medio
10

Joven se quita la vida tras matar a su bebé de año y medio

Seguridad

Twitter Oficial @correodelsurcom