Trascendencia de la economía productiva

Uno de los hechos más llamativos, desde el punto de visto económico, sucedidos durante el paro cívico realizado en Santa Cruz demandando la realización del Censo, fue la protesta del sector del transporte pesado que exigía al Gobierno nacional una solución inmediata, pues ellos se quedaban sin movimiento. Esta situación tuvo un impacto mayor aún cuando se dictaron medidas para prohibir exportaciones de productos alimenticios y se impulsó el cerco a Santa Cruz, medidas que tuvieron que ser levantadas por sus mismos promotores por el malestar nacional que estaban causando, con lo cual muchos sectores reclamaban también que se solucione el conflicto, ratificando la interdependencia nacional con este sistema productivo.

De esta forma se comprueba el gran beneficio que representa la economía productiva cruceña para la creación de empleo en el conjunto del país, trascendiendo los límites departamentales. Al mismo tiempo, esta situación ha comprobado el gran efecto multiplicador que tienen las actividades productivas renovables, a diferencia de las extractivistas, pues no solo movilizan a quienes intervienen directamente en la producción, en este caso agroalimentaria, sino también a todos quienes le prestan múltiples servicios, como por ejemplo el transporte pesado, o quienes comercializan sus productos, entre ellos cientos de miles de comerciantes minoristas que en el conjunto del país constituyen la mayor parte del sistema de abastecimiento de las familias bolivianas.

Por ello, y aprovechando estas circunstancias para obtener aprendizajes positivos, Bolivia debe desarrollar mejores condiciones para que cada uno de los nueve departamentos pueda explotar las aptitudes que tenemos en el conjunto del territorio nacional para la producción de alimentos orientados no solo a satisfacer la demanda interna, sino también la exportación. Nuestra gran variedad geográfica es al mismo tiempo una inmensa oportunidad para el crecimiento sostenible en el sector agroalimentario, y ahí también se deben respetar e impulsar las particulares potencialidades que tiene cada departamento, e incluso, en un territorio tan extenso como el nuestro, las muchas vocaciones productivas que existen al interior de cada jurisdicción departamental.

Este planteamiento no constituye un alegato contrario al aprovechamiento de las riquezas naturales con las que el país cuenta, como han sido a lo largo de la historia los minerales y los hidrocarburos; sería tonto de nuestra parte no aprovecharlos. Sin embargo, también debemos reconocer que las industrias extractivistas por sí solas no desarrollan un país y, no brindan oportunidades sostenibles de prosperidad al conjunto de la población, puesto que tienden a tener un efecto multiplicador menor. Por el contrario, si fueran bien administradas, debieran servir para conseguir capital para impulsar el desarrollo de los otros sectores, por ejemplo, mediante la construcción de la infraestructura física necesaria para la integración nacional e internacional de nuestra economía.

La importancia de reconocer el inmenso potencial por desarrollar de las actividades productivas renovables, entre las cuales además de la producción de alimentos se tiene al sector agroforestal, o incluso otros sectores como el turismo que también tiene un carácter sostenible y renovable, es que ya son realidades, aunque en una escala mucho menor a lo que podrían crecer, por lo cual lo que necesitan esencialmente es que se les levanten barreras y se les brinden condiciones adecuadas para que sus iniciativas y emprendimientos sean viables en condiciones de competitividad internacional.

Bolivia necesita con urgencia desarrollar sectores económicos que la liberen de su dependencia del extractivismo y que la conviertan en una economía moderna, próspera y sostenible, en la que el conjunto de la población pueda tener oportunidades de encontrar fuentes de empleos que les ofrezcan condiciones de vida digna, a diferencia de lo que sucede actualmente con alrededor del 80% de la población subsistiendo precariamente desde la informalidad. Una base productiva fuerte y un sector de servicios moderno son la base de la prosperidad de los países desarrollados y marcan el horizonte hacia el que tenemos que ir para que el progreso sea una opción real para el conjunto del país.

 

* Ha sido senador y ministro de Estado.


LO MÁS LEÍDO...

Sucre: Apuñalamiento en La Recoleta
1

Sucre: Apuñalamiento en La Recoleta

Seguridad
Fallece un conductor tras triple colisión en la ruta Sucre-Potosí
2

Fallece un conductor tras triple colisión en la ruta Sucre-Potosí

Seguridad
Atrapan a vendedora por robar Bs 80.000
3

Atrapan a vendedora por robar Bs 80.000

Seguridad
Programan dos desfiles escolares por el Día del Mar en Sucre
4

Programan dos desfiles escolares por el Día del Mar en Sucre

Local
Maestros confirman protestas para este viernes en Sucre: Estos son los puntos de bloqueo
5

Maestros confirman protestas para este viernes en Sucre: Estos son los puntos de bloqueo

Local
Dos muertes y una fuga en el Psicopedagógico
6

Dos muertes y una fuga en el Psicopedagógico

Local
ABC: Empresario devuelve dinero
7

ABC: Empresario devuelve dinero

Seguridad
Caso ABC: Empresario chino devolvió casi Bs 9 millones; estaban ocultos en una casa en Sucre
8

Caso ABC: Empresario chino devolvió casi Bs 9 millones; estaban ocultos en una casa en Sucre

Seguridad
Escapan de la cárcel haciendo un agujero con un cepillo de dientes y los encuentran al día siguiente en un restaurante
9

Escapan de la cárcel haciendo un agujero con un cepillo de dientes y los encuentran al día siguiente en un restaurante

Curiosidades
Impiden boda de menor con anciano de 80 años
10

Impiden boda de menor con anciano de 80 años

Sociedad

Twitter Oficial @correodelsurcom