Puño y Letra

Dos poemas contemporáneos sobre Bolivia

Dos poemas contemporáneos  sobre Bolivia
Sergio Gareca

Consagración de la pedagogía nacional

Sergio Gareca

La bolivianidad son:

 

Las tetas de mayté

La argentinidad de los comentaristas deportivos

La mexicanidad de los llokhallas güeyes

hijos de la chingada

 

Ellos y sus cuates

 

Un par de tipos monocromáticos

llamados Negro y Blanco*

que quieren ser pintados

de rojo amarillo y verde

 

Es el Michael Jackson que todos llevamos dentro

Violeta Parra llegando detrás de un gringo a La Paz

La Suiza de Juan Cutipa y Huallparrimachi enterrado de pie

El cristal cortado y el mármol de Carrara en las casas de Patiño

sin un centímetro de estaño

El cerro desaparecido de Inti Raymi y el oro también

 

La chicha bailable del Perú

El mar chileno

Melgarejo contra Prusia y por Francia

El cosplay de poncho y chicote, penacho y taparrabo

La fiesta karaoke de iracundo boliviano y noche de clásicos

La biblioteca vacía y una gigantesca estatua llena de gracia

Son las magníficas mujeres creando

 

Es el futuro a lo Mad Max

llevando miles de retretes al desierto

La máquina contra la naturaleza

Nosiglia barbudo y wirakocha

 

Es un país ancho y deshabitado

con minibuses para quince

con veinte personas

 

Es la larga cola que espera para irse

Madrid y Buenos Aires

Río y Gotemburgo

Mi mejor amiga dándole un bebé a Canadá

 

Es tu país

Su país

Mi país

que jamás jamás jamás

de los jamases

serán lo mismo

 

La patria del alto nombre

y el gobierno de los pobres

de los pobres cojudos

que somos todos nosotros

 

Para cualquier circunstancia masiva

¡Use pendón!

 

4000

I´m an old man now, and a lonesome man in Kansas

Allen Ginsberg

Pero mi patria gemía a cuatro mil metros sobre el nivel del hambre

Eliodoro Aillón Terán

 

Alex Aillón Valverde

Voy a hablar de la soledad de Bolivia, que bien podría ser la soledad de todos nosotros.

Mi soledad, o mejor dicho, nuestra soledad, no es la misma que otras soledades.

No es la soledad de Kansas, que hace cantar a Ginsberg en una carreterra nublada, a 60 millas de Wichita.

Tampoco es la soledad de Philip Glass, que alienta la recuperación del cosmos en el vórtice de su piano y que hace temblar la cuerda floja del tiempo en la mitad del mundo.

No, no es la soledad de las plantaciones de algodón, ni la soledad que hace dormir al Diablo del blues, ni la guitarra de Woody Guthrie, ni las historias de Bob Dylan.

No es la soledad de los barcos, ni la de Hemingway; tampoco la lenta e inasible soledad de las ballenas; ni la soledad de los mensajes que vienen del otro lado de la Atlántida trayéndonos otros silencios, otros lenguajes, en botellas arrancadas al océano inabarcable, inaudito.

No es la soledad de Virginia o la de Alfonsina o la de Janis, menos la soledad de Silvia, la de Alejandra o la de Marilyn que se quiebran como un puñado de palabras arrojadas a una ventana, una mañana de invierno.

No, no es la obscena soledad de los iluminados, ni la soledad de la hoja en la corriente del río que camina hacia una soledad más vasta, una que no conocemos.

No es la soledad de las jeringas, ni la soledad de la última bomba; no es la soledad del último suspiro; tampoco la constelada soledad de los burdeles donde Charlote es nube y es lluvia; como tampoco es la soledad tan concurrida de un viejo poeta uruguayo a quien nos gustaba llamar Bennedetti.

No, queridos hermanos, no es la soledad que iluminan las luciérnagas, tampoco la tenebrosa soledad de los muertos, ni la soledad de los hombres solos. No, ésa no es nuestra soledad.

Nuestra soledad es una soledad sin nombre que se acerca a cualquier esquina, a la luz amarillenta de la tarde donde nuestras soledades se juntan para encontrar algo de calor.

Es algo que fermenta con los siglos.

Mezcla de ídolos, dioses, rituales, pachamamas y mamaocllos; emblemas agobiados con cocaína, wiski barato, carnaval y goma de mascar.

Asistimos en multitud al majestuoso espectáculo de nuestra propia soledad.

Más solos que las cometas en su trayecto hacia Dios –sumergidos en enormes vasos de alcohol y chicha, agachados sobre un espejo, dibujando las líneas que trazan el siniestro mapa de nuestro extravío–, nos alejamos mientras una gigantesca banda hace reventar el ojo del crepúsculo en el horizonte.

Nuestra soledad es la soledad de la última pastilla antes de apagar la luz y decir adiós.

Nuestra soledad no busca salida, es así como es: retrato de familia en la cocina, sopa a mediodía, coca en el cachete.

Y es que esta soledad que es nuestra, es única.

No es la soledad del Oráculo, queridos hermanos, ni la soledad del laberinto. No es la soledad de los emperadores chinos o la de Stalin, ni siquiera la bíblica soledad de la pija del Papa.

Esta soledad nuestra es una soledad institucional, una soledad con ítem, una Soledad con mayúscula; es una soledad con capacidad de mentirse a sí misma, una soledad con capacidad de destrucción masiva; un frío repentino, un tropel de palabras sin vida.

Esta soledad nos hace gigantes, amados compatriotas, porque es monstruosa; no existe nada que nos lastime pues nuestra soledad está con nosotros y podría parecer inútil pero es eterna.

A más de 4000 metros sobre el nivel de nuestro propio vómito, les invito a mirar la patria y su soledad plagada de discursos y salones presidenciales; a sentir el poder de los narcóticos, el poder de las banderas, de los símbolos angustiosos, el cruel espectáculo de la nada.

A más de 4000 metros sobre el nivel de la locura, les convoco a encontrarnos en la matriz del universo, en la soledad de nuestras estaciones espaciales y contemplar nuestra abominable creación.

A más de 4000 metros sobre el nivel de la desolación, emplazo a esos hombres como rocas paridas por la montaña; convoco a mi Padre y su palabra trocada en silencio; convoco nuevamente su desnudéz y su infancia rota; convoco a todos los que estando solos, se olvidan de nuestra soledad.

No convoco a Shambu Bharti Baba, a William Blake, a Hare Khrishna, a Allah, a Yavé, a Jesucristo; convoco a Ginsberg (el todopoderoso), a Panero (el elocuente), a Horlderlin (el delirante), a los condenados, a las putas, a los desquiciados, a los suicidas, a los miserables, a los abandonados, a los verdaderos hijos de este planeta, para tomarnos de la mano y subir a nacer en la cúspide de la tormenta.

Yo no vengo a pedirles nada, señores, nada que les pertenezca, nada que no nos haya sido dado ya por la embriaguez, la tristeza y la eternidad, que tanto se parecen al abandono y al amor.

Esta tarde, que en el horizonte se queman mis ojos y se petrifican mis lágrimas como abatidas por la mirada de la Medusa, las manos de mi padre me han vuelto a tocar y han despertado mi alma conmovida por el beso de su ausencia.


LO MÁS LEÍDO...

Registran en Rusia un segundo fármaco contra el covid-19
1

Registran en Rusia un segundo fármaco contra el covid-19

Mundo
Saldo de presupuesto de tres ministerios cerrados es de $us 224 millones
2

Saldo de presupuesto de tres ministerios cerrados es de $us 224 millones

Economía
Magisterio Rural anuncia huelga de hambre en rechazo a la educación virtual
3

Magisterio Rural anuncia huelga de hambre en rechazo a la educación virtual

Local
Artistas, sobre cierre de Ministerio de Culturas: “Nunca nos beneficiamos, ni ahora ni antes”
4

Artistas, sobre cierre de Ministerio de Culturas: “Nunca nos beneficiamos, ni ahora ni antes”

Cultura
Cancillería: 241 bolivianos procedentes de Chile retornan a sus hogares
5

Cancillería: 241 bolivianos procedentes de Chile retornan a sus hogares

Sociedad
Messi salta al césped en el entrenamiento del Barcelona en el Camp Nou
6

Messi salta al césped en el entrenamiento del Barcelona en el Camp Nou

Deporte
Ortiz: el TSE debe consultar a epidemiólogos y no a políticos para definir la fecha de las elecciones
7

Ortiz: el TSE debe consultar a epidemiólogos y no a políticos para definir la fecha de las elecciones

Sociedad
El uso del barbijo es obligatorio
8

El uso del barbijo es obligatorio

Sociedad
Protestas contra el racismo por la muerte de George Floyd llegan a Tokio y Seúl
9

Protestas contra el racismo por la muerte de George Floyd llegan a Tokio y Seúl

Mundo
Hollywood podrá retomar los rodajes detenidos por la pandemia el 12 de junio
10

Hollywood podrá retomar los rodajes detenidos por la pandemia el 12 de junio

Mundo
Bolivia vuelve a batir récord diario de muertos y ya bordea los 11 mil casos positivos de covid-19
1

Bolivia vuelve a batir récord diario de muertos y ya bordea los 11 mil casos positivos de covid-19

Sociedad
Bolivia alcanza nuevo récord diario y se acerca a los 10.000 contagios de covid-19
2

Bolivia alcanza nuevo récord diario y se acerca a los 10.000 contagios de covid-19

Sociedad
Récord de muertes en Bolivia en el primer día de junio
3

Récord de muertes en Bolivia en el primer día de junio

Sociedad
Las principales disposiciones aprobadas por el Concejo Municipal para la cuarentena en Sucre
4

Las principales disposiciones aprobadas por el Concejo Municipal para la cuarentena en Sucre

Local
Al inicio de una nueva etapa de la cuarentena, Bolivia roza los 10 mil contagios de covid-19
5

Al inicio de una nueva etapa de la cuarentena, Bolivia roza los 10 mil contagios de covid-19

Sociedad
Rusia proyecta exportar su medicamento contra el covid-19 a América Latina
6

Rusia proyecta exportar su medicamento contra el covid-19 a América Latina

Mundo
Bono Universal: Hoy comienza el pago al último grupo, de 18 y 19 años
7

Bono Universal: Hoy comienza el pago al último grupo, de 18 y 19 años

Local
Anonymous vuelve a la carga con más revelaciones sobre la pandemia, la pedofilia y Trump
8

Anonymous vuelve a la carga con más revelaciones sobre la pandemia, la pedofilia y Trump

Mundo
Bolivia suma 12.728 casos positivos y 427 fallecidos por covid-19
9

Bolivia suma 12.728 casos positivos y 427 fallecidos por covid-19

Sociedad
La esposa e hijos de policía con coronavirus dan positivo y Chuquisaca llega a los 38 casos
10

La esposa e hijos de policía con coronavirus dan positivo y Chuquisaca llega a los 38 casos

Local
Logo El Rayo Amistad iguala la serie con un triunfo frente a CAN de Oruro
deporte

Amistad iguala la serie con un triunfo frente a CAN de Oruro

Amistad iguala la serie con un triunfo frente a CAN de Oruro
Lima: Conrrado Moscoso avanza a octavos pese a derrota
deporte

Lima: Conrrado Moscoso avanza a octavos pese a derrota

Lima: Conrrado Moscoso avanza a octavos pese a derrota
Bolivia estuvo cerca de hacer historia en Lima
deporte

Bolivia estuvo cerca de hacer historia en Lima

Bolivia estuvo cerca de hacer historia en Lima
Sacan ventaja
deporte

Sacan ventaja

Sacan ventaja
U: Cambian a Cueto por Romero pese a triunfo sobre Stormer's
deporte

U: Cambian a Cueto por Romero pese a triunfo sobre Stormer's

U: Cambian a Cueto por Romero pese a triunfo sobre Stormer's
Bolívar festeja  en un final polémico deporte

Bolívar festeja en un final polémico

Bolívar festeja en un final polémico
Fancesa: Trabajadores inauguran torneo de futsal deporte

Fancesa: Trabajadores inauguran torneo de futsal

Fancesa: Trabajadores inauguran torneo de futsal
Cerca  de la gloria deporte

Cerca de la gloria

Cerca de la gloria
Super clásico deporte

Super clásico

Super clásico
logo gente flash
"Soy una persona muy, muy risueña"

"Soy una persona muy, muy risueña"

"Soy una persona muy, muy risueña"
Dos Clubes del Rotary posesionan  a sus nuevos presidentes

Dos Clubes del Rotary posesionan a sus nuevos presidentes

Dos Clubes del Rotary posesionan a sus nuevos presidentes
Club Alianza gana medallas

Club Alianza gana medallas

Club Alianza gana medallas
Agencia de modelos Top 10 cumple dos años

Agencia de modelos Top 10 cumple dos años

Agencia de modelos Top 10 cumple dos años
Graduación de 100 operadores de maquinaria pesada

Graduación de 100 operadores de maquinaria pesada

Graduación de 100 operadores de maquinaria pesada
Mujeres con propósito cumple otro aniversario

Mujeres con propósito cumple otro aniversario

Mujeres con propósito cumple otro aniversario
Escuadrón Food Trucks da la bienvenida a su clientela

Escuadrón Food Trucks da la bienvenida a su clientela

Escuadrón Food Trucks da la bienvenida a su clientela