Puño y Letra

Medinaceli: Contemplación y camino de la Madre Tierra ante la crisis capitalista y el covid-19

El escritor Ramiro Huanca hace una lectura de la obra del novelista y crítico Carlos Medinaceli, a la sombra del tiempo del coronavirus.

Medinaceli: Contemplación y camino de la Madre Tierra  ante la crisis capitalista  y el covid-19
Contemplación y camino de la Madre Tierra ante la crisis capitalista y el covid-19

La creencia de que el conocimiento no es algo que se crea sino que se recibe, hace que olvidemos interrogar el mundo a partir de lo que somos (Ospina, 2012). Esta idea pone en vilo la educación transmisiva y promueve un giro hacia la posibilidad de crear conocimiento preguntando situada y críticamente sobre el mundo. En este sentido,

cabe preguntar, ¿como comprender a Medinaceli en el contexto actual del covid-19 y la crisis de la modernidad capitalista antropocéntrica? 

La capacidad contemplativa

Desde los primeros poemas escritos a sus 16 años (La alegría de ayer 1988) así como desde la fundación de Gesta Bárbara (1918), la contemplación del paisaje será una idea poética persistente a toda la obra de Medinaceli. La contemplación irá desde la mirada objetiva de “los asnos taciturnos, por el yermo, / interrogando el horizonte miran / a los lejos, con un mirar intenso” hasta el poema, el tiempo de “esta tarde no sé qué oro de ensueño tiene el ocaso” en el poema “Crepúsculo campesino”, en Medinaceli germinarán los inicios de una transmutación de la realidad. Medinaceli acostumbrará, como dice en La Chakañawi varios años después, a desplegar cierto poder de la mirada cuando Adolfo le dice a Claudina que “hasta las cosas que miras con solo eso llegan a tener una importancia extraordinaria, excepcional, se vuelven también hermosas como vos…Estoy loco por ti!” Será la mirada la que trastoque de diferente forma la normalidad de la realidad y la normalidad subjetiva de Adolfo, ya sea desde la poesía o desde la novela. 

La mirada en la crítica literaria 

Medinaceli escribió muchos artículos críticos de literatura, los cuales luego se publicaron en libros. Luis H. Antezana había dicho que Medinaceli es el fundador de la crítica literaria por la intención de construir una literatura desde el comentario riguroso de determinadas obras de la literatura boliviana y ponerlas en relación desde el mundo interior de cada obra. Eso es cierto, y es también más Medinaceli fue un crítico cultural del campo intelectual de escritores e intelectuales. Cuestionó la ausencia de nación y la posibilidad de constituirla desde la manera cómo se configuraban las subjetividades poética y narrativas, por ejemplo, en ciertas novelas a las cuales les otorgó un lugar y sentido crítico a En las tierras del Potosí y Raza de Bronce distintas a El Alto de las ánimas y Aguardientes, entre otras. Medinaceli observará con Maetzu que “nuestros personajes, poetas y escritores” se caracterizaban por la “incapacidad contemplativa que no le permite ver más allá de sus propias cosas”, diferencia abismal con cierto destellos narrativos en los personajes de La Chaskañawi, quienes podrán  transmutar la mirada y las cosas en otra realidad y subjetividad.  

Las cosas, los seres y la atmósfera sonámbula

Transmutar la realidad y las cosas por las enacciones del lenguaje novelesco implicará asumir el claroscuro del paisaje como una poética del equilibrio, la mesura, y el juego de colores que podía redefinir las relaciones sociales, la actitud frente a la naturaleza y la literatura: “O vemos todo rojo o todo blanco. Sin matices, sin medias tintas. Carecemos del sentido de la medida y el claroscuro”. Por ello afirmaría en Estudios críticos (1938): “Todo paisaje es un estado del alma, toda alma es un estado del paisaje. Cada paisaje engendra un ser distinto. Y un arte propio. ¿Cuál será la literatura que va a producir el medio andino?” Medinaceli solía contemplar los atardeceres, los crepúsculos, caminar lugares desde donde lidiar con la realidad e invertir la normalidad. El paisaje tendrá un devenir como escenario natural de coexistencia de diversos estratos y percepciones, una potencia transformativa. Se trataba de estar en relación y buscar más allá de la vinculación humana, relaciones extrañas en distintas atmósferas, tal como escribirá en su poema “La hora versátil”: “Con las cosas y los seres / mi espíritu forastero / quiere comunicarse…Los hechos pasan con un alma / completamente extraña: ¿somos unos aerolitos sin su órbita / vagamos en una atmósfera sonámbula?”

El camino del sentir y escuchar

La contemplación del paisaje que significaba cuestionar la realidad y dar un giro a su normalidad, también implicará una dimensión histórico-temporal que lo llevará a relacionar lo andino, el ande, como matriz de circulación entre pasado, presente y futuro, un palimpsesto entretejido por diversos estratos culturales e históricos que, para su tiempo, ponía en vilo la teleología moderna del capitalismo.

En varias obras encontrará la emergencia de lo andino, es así que en la poesía de Tamayo encontrará el sentido cósmico del paisaje. Y desde la línea de Roberto Prudencio, planteará que es la “infinitud espacial” y la relación con las montañas, los achachilas, deseando que lleguemos “nosotros algún día a poseer en verdad” esa “cultura autóctona”. Por ello, aludiendo a Gamaliel Churata, el porvenir del cambio social desde la literatura y el arte estaría en el “todopoderoso influjo cósmico”. Lo sustancial habría que buscarlo en la tierra y en el cielo americanos, es decir, en una célula social concreta. Estos dos elementos posibilitarán a Medinaceli en la línea de Prudencio a establecer un ámbito concreto: “En la tierra y en el cielo está el Ayllu –primitivo e indestructible cédula de organización social”.

Medinaceli es uno de los pocos escritores que menciona al ayllu como posibilidad no sólo de estructuración social sino de la cultura y la literatura. Y es aquí donde entra con mayor fuerza sus ideas respecto a la madre tierra. No sólo focaliza la estructura milenaria como posibilidad civilizatoria que integre dimensiones complejas de una sociedad, sino que inscribe una totalidad alternativa a la crisis de su tiempo, que ya premonizaba la actual crisis del capitalismo moderno. En Reivindicación de la Cultura americana (1975) planteará que es necesario desprenderse de las influencias externas, y orientarnos a un horizonte “post occidentalista” y conocer “el ancestro indígena”, pues “tenemos la obligación moral de conocer el alma de nuestros antepasados prehispánicos…el alma americana precolombina”, y ser lo que fuimos en el pasado. Hay una ética y una sabia-episteme no occidental, que va diseñando su andar en la contemplación de las montañas, en la valoración y escucha de los achachilas. Como dice en el editorial de la Revista Gesta Bárbara de 1921: “Quien no sabe interpretar el alma de la tierra y sentir el paisaje…no comprenderá jamás el refinado sentido estético ni escuchará las máculas lecciones de energía que encierra la grandeza salvaje de las montañas”. Toda su obra está permeada tanto de reflexión como de puesta testimonial de su caminar, de su viajar, de su contemplar las tierras andinas. Con toda esta experiencia se trata, también, de dar el giro al colonialismo norteamericano y “dejar de ser la South America como despectivamente nos apodan los yanquis. Esa liberación, ese encuentro del propio camino, el hallazgo de la originalidad ¿vamos a alcanzarlos, como hemos pretendido hasta ahora, volviendo los ojos a la Europa decadente de nuestro tiempo o buscando inspiración creadora EL SENTIDO DE VIDA, en el paisaje terruñero donde vivimos y somos en las tradiciones nativas de las culturas antiguas?”  

La pregunta delinea el sendero liberador a transitar y para ello será importante hacer un giro de los ojos, el lugar local y la pluralidad de culturas desde donde somos: “Y aquí entra en escena la posibilidad de no transitar ese camino y llegar a ser más bien negadores de la madre, es decir, las culturas prehispánicas hemos llegado a rechazarlas a semejanza de aquellos “cholos refinados” que niegan a su madre. Cuando es la madre –la madre tierra en este caso–en la que está la estirpe prístina…y no el huachaferío de escritores e izquierdistas”.

Salida

Al invertir el orden convencional de la mirada y ejercer la escucha, Medinaceli va más allá del reducto humano y excede los límites del sujeto individual, y tiende a entrelazarlo al campo de la experiencia contemplativa, conciencia milenaria y sentido cósmico de vida, algo distinto al diseño biopolítico de los modos de producción capitalista que está acabando con el planeta. Para el filósofo Byung-Chul Han “parece que hemos perdido la capacidad para apreciar el aroma del tiempo” (2018), es decir entrelazar el pasado en un presente y futuro, pues se vive la angustia de ser hombre-rendimiento o trabajador fundido por la atomización del tiempo capitalista. En este sentido reivindica la capacidad contemplativa de morar el tiempo, detenerse. percatarse de la alteridad de la tierra, valorarla por los sentidos a diferencia de experiencia digital que “no pesa, no huele, no opone resistencia, pasas un dedo y ya está…Es la abolición de la realidad”.

Guardando diferencias con Han, Medinaceli de alguna manera ha señalado un ritmo ordenador del camino a transitar, demorarse y saber estar en el paisaje, escuchar a las montañas y sentir sus energías cósmicas. Es una alternativa al aceleramiento moderno. Ese aroma sustancial del tiempo también involucra a mitos, dioses y seres donde las cosas y acontecimientos no abortan la relación. Medinaceli ha señalado desde la literatura y la memoria de los pueblos andinos, el despliegue de una ontología relacional, un camino que permita interrogar al mundo a partir de lo que somos, un camino para devolverle al mundo su natural cauce, el camino de la madre tierra.


LO MÁS LEÍDO...

“Kevin, ¿no harías fila para que te paguen?”: La idea que permite a tres hermanos generar ingresos en Sucre
1

“Kevin, ¿no harías fila para que te paguen?”: La idea que permite a tres hermanos generar ingresos en Sucre

Local
Sucre: Sube el número de adopciones internacionales y baja el de las nacionales
2

Sucre: Sube el número de adopciones internacionales y baja el de las nacionales

Local
Tokio 2020: Castillo cumplió y terminó segundo en su serie
3

Tokio 2020: Castillo cumplió y terminó segundo en su serie

Deporte
Lanchipa sobre el caso “golpe”: Con seguridad van a citar a Luis Fernando Camacho
4

Lanchipa sobre el caso “golpe”: Con seguridad van a citar a Luis Fernando Camacho

Seguridad
Estados Unidos cae ante Francia, su primera derrota en básquet olímpico desde 2004
5

Estados Unidos cae ante Francia, su primera derrota en básquet olímpico desde 2004

Deporte
El Papa confía en que Tokio 2020 sea "una señal de esperanza" en medio de la pandemia
6

El Papa confía en que Tokio 2020 sea "una señal de esperanza" en medio de la pandemia

Mundo
Gualberti califica de “pecado grave” hablar contra la vacuna anticovid y pide inmunizarse
7

Gualberti califica de “pecado grave” hablar contra la vacuna anticovid y pide inmunizarse

Sociedad
Temor en la avenida Las Américas por robo a un local y pintarrajeadas
1

Temor en la avenida Las Américas por robo a un local y pintarrajeadas

Local
Pasajero quita el volante a conductor ebrio y conduce flota entre Camargo y Tarija
2

Pasajero quita el volante a conductor ebrio y conduce flota entre Camargo y Tarija

Seguridad
Tokio 2020: ¿A qué hora debuta Hugo Dellien frente a Novak Djokovic?
3

Tokio 2020: ¿A qué hora debuta Hugo Dellien frente a Novak Djokovic?

Deporte
Dellien cae ante Djokovic, pero deja una inolvidable imagen en Tokio 2020
4

Dellien cae ante Djokovic, pero deja una inolvidable imagen en Tokio 2020

Deporte
“Cualsito”, el perro que se accidentó con su amo y fue a “pedir ayuda”
5

“Cualsito”, el perro que se accidentó con su amo y fue a “pedir ayuda”

Local
Mujer muere por 20 puñaladas asestadas por su expareja delante de sus hijos
6

Mujer muere por 20 puñaladas asestadas por su expareja delante de sus hijos

Seguridad
Darlin, la niña desaparecida en Santa Cruz, fue encontrada sin vida
7

Darlin, la niña desaparecida en Santa Cruz, fue encontrada sin vida

Seguridad
Bolivianos ya tienen fechas y horas de su debut en los Juegos de Tokio
8

Bolivianos ya tienen fechas y horas de su debut en los Juegos de Tokio

Deporte
Insólito: En Camargo ocultaron una ambulancia siniestrada y alquilaron otra para presentarla como reparada
9

Insólito: En Camargo ocultaron una ambulancia siniestrada y alquilaron otra para presentarla como reparada

Local
La chuquisaqueña Eloísa Gutiérrez es Miss Grand Bolivia 2021
10

La chuquisaqueña Eloísa Gutiérrez es Miss Grand Bolivia 2021

Cultura
Logo El Rayo El médico de un club de fútbol francés se suicida tras dar positivo en coronavirus
deporte

El médico de un club de fútbol francés se suicida tras dar positivo en coronavirus

El médico de un club de fútbol francés se suicida tras dar positivo en coronavirus
Inglaterra: Futbolista rompe cuarentena y tiene fiesta sexual
deporte

Inglaterra: Futbolista rompe cuarentena y tiene fiesta sexual

Inglaterra: Futbolista rompe cuarentena y tiene fiesta sexual
Las recetas para volver a un Mundial
deporte

Las recetas para volver a un Mundial

Las recetas para volver a un Mundial
Sin festejo
deporte

Sin festejo

Sin festejo
Los Juegos Bolivarianos podrían cambiar de fecha
deporte

Los Juegos Bolivarianos podrían cambiar de fecha

Los Juegos Bolivarianos podrían cambiar de fecha
Ronaldinho cumple un mes de prisión en Paraguay deporte

Ronaldinho cumple un mes de prisión en Paraguay

Ronaldinho cumple un mes de prisión en Paraguay
El presidente de la UEFA amenaza con echar a Bélgica de los torneos europeos deporte

El presidente de la UEFA amenaza con echar a Bélgica de los torneos europeos

El presidente de la UEFA amenaza con echar a Bélgica de los torneos europeos
Bolivia recuerda la Copa América de 1963, su mayor logro futbolístico en la historia deporte

Bolivia recuerda la Copa América de 1963, su mayor logro futbolístico en la historia

Bolivia recuerda la Copa América de 1963, su mayor logro futbolístico en la historia
Presidente de la FIFA: Ningún partido vale una vida deporte

Presidente de la FIFA: Ningún partido vale una vida

Presidente de la FIFA: Ningún partido vale una vida
logo gente flash
En nuestra portada, Raquel Miranda Jadue

En nuestra portada, Raquel Miranda Jadue

En nuestra portada, Raquel Miranda Jadue
CEPI celebra 35 años  de servicio

CEPI celebra 35 años de servicio

CEPI celebra 35 años de servicio
Campaña de limpieza

Campaña de limpieza

Campaña de limpieza
Diversión y buena música en Pueblo Chico

Diversión y buena música en Pueblo Chico

Diversión y buena música en Pueblo Chico
Full alegría en el Berlín

Full alegría en el Berlín

Full alegría en el Berlín
Despedida al Carnaval

Despedida al Carnaval

Despedida al Carnaval
Una dosis de buen rock en Planeta

Una dosis de buen rock en Planeta

Una dosis de buen rock en Planeta