Puño y Letra

ÍCONO DEL ROCK ARGENTINO

Charly García cumple 70 años: “Probablemente sea nuestro mayor superhéroe”

“Esta noche toca Charly”, de Roque Di Pietro, es un monumental trabajo de dos tomos que recorre todos sus recitales desde 1954 a 2009.

“1996 era el año en que Charly García debía morir. El problema fue que no murió. O más o menos”. Esto escribe el escritor y editor Roque Di Pietro en una parte de Esta noche toca Charly, su monumental viaje de dos tomos y más de mil páginas por todos los recitales de Charly García desde 1954 (cuando estudiaba en el Conservatorio Thibaud-Piazzini) hasta el 2009 (un concierto improvisado y corto en la Plaza Belgrano de Luján previa a una internación: “Tenía todos los dientes, pero los movimientos limitados”).

Charly, ahora mismo, sigue vivo y cumple 70 años. Lo que representa un evento extraordinario dentro de la cultura argentina. Tanto es así que la Ciudad de Buenos Aires decidió organizar «Charly BA - La ciudad celebra a Charly García», una serie de actividades para homenajear la compleja figura de Carlos García Moreno. 

La biografía de Di Pietro, en ese sentido, es notable y acaba de aparecer en librerías para pensar qué significa este número redondo (70 años) para el músico, para el rock argentino y para el devenir de la cultura de este país.

La repuesta es difusa y tienen varios niveles de lectura, pero la lectura de estos dos libros funciona como un recordatorio luminoso del poder de un músico en plena acción. Porque el escenario para Charly García siempre fue ese territorio utópico donde la libertad era posible y él pudo expandir la vida de su público de todas las maneras imaginables: con destreza, encanto y lucidez con bandas como Sui Generis, La máquina de hacer pájaros y Serú Girán, con la proyección de un tipo de modernidad y clasicismo en su primer periodo solista; y la instauración del peligro como concepto constante en su etapa Say No More.

Pensar a Charly García, entonces, es descubrirlo y reencontrarlo una vez más a partir de ese lugar que le dio un espacio privilegiado en el inconsciente colectivo de esta parte del mundo: en el escenario.

–Los 70 años de Charly son motivo de festejo nacional. Pero leyendo los dos tomos de Esta noche toca Charly también surge otra pregunta, ¿cómo hizo para llegar vivo a los 70?

–Probablemente Charly García sea un superhéroe (quizás nuestro más grande superhéroe) y su longevidad, sea uno de sus superpoderes. Parece increíble, pero desde hace años vivimos en un mundo sin Spinetta, sin Cerati y sin Prince, pero tenemos a Charly García cumpliendo 70 años.

 –En estos momentos Charly es un clásico pero siempre se pierde de vista la resistencia constante que recibió a lo largo de toda su carrera por parte del medio musical y el periodismo. ¿Por qué pasa esto?

–Parecería ser la condición de todo clásico: resistido de entrada, canonizado poco después. La resistencia a los actos disruptivos en la obra de Charly García quizás comience en Instituciones, el tercer disco de Sui Generis, el menos vendido, hoy considerado una obra maestra.

La saga puede continuar con el primer Serú Girán (denostado por Expreso Imaginario, el diario La Opinión y el resto de la inteligentzia rockera), Clics modernos (acusado de frívolo por el uso de máquinas de ritmos; hoy es un monumento de nuestra música popular) y finalmente los momentos más radicales del período Say No More (La hija de la lágrima o el disco Say No More), que cada día que pasa gozan de una reivindicación mayor.

A pesar de todo eso, la carrera de García también está llena de episodios en que gozó de consensos unánimes: Yendo de la cama al living, Piano bar o Parte de la religión fueron saludados como discos perfectos por la crítica y el público.

–¿Cómo surge la idea de seguir la vida de Charly a partir de todos sus recitales? ¿El Charly de los conciertos es el verdadero Charly?

–La idea aparece porque por lo general las investigaciones biográficas no suelen trabajar con este tipo de materiales. Es decir, se suele pensar que un concierto es la interpretación de una serie canciones que fueron previamente grabadas en estudio y presentadas en un disco. Y que su puesta en escena es la fiel reproducción -en vivo- de esa música.

En el caso de Charly García, en el tránsito que hay del disco al escenario la música suele ser bastante diferente. La canción es la misma, pero todo lo que suena es otra cosa. Quería intentar contar cómo era la música de García en directo, con qué instrumentos tocaba, cómo reaccionaba el público, qué decía la crítica.

En definitiva, qué pasaba en sus shows desde que empezó a tocar en las audiciones de fin de año en el conservatorio Thibaud-Piazzini y como su impresionante trayectoria sobre los escenarios terminaba impactando en su no menos impresionante obra discográfica. El verdadero Charly García está en los discos y en los escenarios.

Tanto en su período clásico como durante los años Say No More -cada uno con una estética casi opuesta entre sí-Charly fue (es) un auténtico maestro en el estudio de grabación. Y en vivo es un performer alucinante. Tiene lo mejor de ambos mundos; la suma de las partes entrega al verdadero García.

–Leyendo los dos tomos aparece algo increíble: la habilidad y olfato de Charly de rodearse de músicos extraordinarios y a la vez no saber vincularse con mánagers que lo cuiden, que cuiden sus finanzas.

–Es curioso, pero Charly atravesó el fin de siglo con graves problemas financieros, casi a tono con lo que vivía buena parte de la sociedad argentina. Hasta en eso Charly García sintonizó con el inconsciente colectivo de esta sociedad. Su relación con los mánagers merecería un libro aparte: con casi todos ellos terminó distanciado, con algún que otro episodio legendario. García construye su leyenda hasta cuando se pelea con los mánagers.

–Separás el recorrido de Charly en dos momentos: antes y después del periodo Say No More. ¿Por qué te parece que fue tan potente ese momento Say No More?

–Porque el período SNM –cuyo comienzo ubico de manera simbólica en el verano de 1994, cuando compone y graba La hija de la lágrima– lo cambia todo en la manera de grabar su música, de presentarla en directo, de relacionarse con sus músicos y su contexto humano más próximo. No es casualidad que en ese momento a García lo abandone parte del público que llegó a verlo con sus bandas o su período de oro como solista y comience a renovar su público: en los años Say No More a Charly empiezan a seguirlo los adolescentes, algo que no ocurrió con ningún otro músico de su generación.

A mediados de los ‘90, Charly era un artista consagrado que ya tenía más de 40 años y parecía estar dilapidando su prestigio pero renovando brutalmente su público. Parecía la ejecución de un plan maestro que pocos entendieron en tiempo real.

–Es llamativa, también, la relación de Charly con el exterior. Al igual que Los Redondos o Spinetta, por ejemplo, Charly García es un momento nacional solo valorado por Argentina. ¿Por qué te parece que no pudo triunfar en otras tierras por más que lo intentó?

–Discrepo. Charly García triunfó en el exterior, muy probablemente antes que ningún otro artista del rock argentino. En 1984 y 1985 ya realizaba shows multitudinarios Chile y Perú. A fines de los ‘80 llegó a Colombia y Venezuela. Luego en México. La gira de Parte de la religión (1987) tuvo presentaciones multitudinarias en Paraguay y varias ciudades de Chile.

La dictadura de Pinochet llegó a prohibirlo y su regreso en 1991 fue apoteótico. Para el acto por el regreso de la democracia en Uruguay(1° de marzo de 1985), uno de los artistas principales programados fue Charly García. Entiendo que nunca tuvo la voluntad de girar metódicamente por el exterior y seguir “abriendo mercados”. Pero en el nuevo siglo siguió girando por buena parte de Latinoamérica.

–¿Cómo definirías el momento actual de Charly?

–Como esos escritores que dictan sus cuentos o novelas. Su último disco, Random, parece un disco dictado por Charly.

–Charly García parece representar mejor que nadie, quizás junto a Maradona, al ser y la esencia nacional. ¿Lo ves así? ¿Por qué?

–Es probable. Ambos transcienden largamente su oficio. Son transversales a la cultura. Son personalidades que acompañaron y acompañan a varias generaciones. No importa que no te interese el fútbol o la música, si habitaste este suelo en los últimos 50 años vas a estar atravesado por Maradona o Charly García.

–¿Te parece que es posible esperar de Charly algún nuevo volantazo o estamos frente al “último Charly”?

–Considerando que estamos hablando de Charly García, y de paso para citar a los Beatles, solo una cosa es segura: tomorrow never knows.

Cinco momentos musicales

1. Presentación de Instituciones: Teatro Coliseo, 13 de diciembre de 1974.

El Sui Generis progresivo y sinfónico. Con David Lebón como guitarrista estable. García brilla con su flamante set de sintetizadores. Rockerísimo y filoso, para desmentir a Pappo de una vez y para siempre.

2. Canción para mi muerte, Teatro Gran Rex 1989.

El himno de Sui Generis se acerca a Purple Rain de Prince: glo-rio-so.

3. Inconsciente colectivo, Ferro 1993.

El fin de una etapa con el himno del período clásico de su carrera solista. Una interpretación notable. “Somos privilegiados, estamos viendo a Spinetta”.

4. Seminare bajo la lluvia, Ferro 2004.

Unas de las postales más épicas que el rock planetario puede ofrecer. Observen: no se consigue en ningún otro lado.

5. Tribulaciones, Teatro Gran Rex, 23 de octubre de 2005.

Merecería un disco solo por esta versión. De pie: Charly García va a tocar la guitarra.

Cinco momentos extramusicales

1. Invitado a los almuerzos de Mirtha Legrand en Canal 7 en algún momento de 1979 para presentar La grasa de las capitales. “Es como People, ¿no?”, se dice que dijo Mirtha con la tapa de La grasa en sus manos. Inhallable en YouTube.

2. Aparición espontánea en un programa de Fernando Bravo en Canal 11 en agosto de 1987 para anunciar que se iba del país luego de bajarse los pantalones en Mendoza. “Tengo la bolsa, me voy del país”, mientras sostenía una bolsa con 10 mil dólares.

3. Entrevistado por Susana Giménez en 1994, minutos después de salir de su tercera internación.

–Susana: ¿Qué fue lo primero que hiciste cuando saliste de la clínica?

–García: No te lo puedo decir porque por eso me internaron.

4. Entrevista conjunta con Fito Páez para el diario Clarín, 1998.

–Periodista: ¿Cuál es el disco de Fito que más te gusta?–García: Tiene uno buenísimo de Steely Dan.


Logo El Rayo Mojocoya cae en Tarija y pone en riesgo su continuidad en la Simón Bolívar
deporte

Mojocoya cae en Tarija y pone en riesgo su continuidad en la Simón Bolívar

Mojocoya cae en Tarija y pone en riesgo su continuidad en la Simón Bolívar
 En Vivo: García Ágreda 2 - Mojocoya FC 0
deporte

En Vivo: García Ágreda 2 - Mojocoya FC 0

En Vivo: García Ágreda 2 - Mojocoya FC 0
Boca y Barcelona en partido homenaje a Maradona en Arabia Saudita
deporte

Boca y Barcelona en partido homenaje a Maradona en Arabia Saudita

Boca y Barcelona en partido homenaje a Maradona en Arabia Saudita
Independiente derrotó a Real Tomayapo con más garra que buen juego
deporte

Independiente derrotó a Real Tomayapo con más garra que buen juego

Independiente derrotó a Real Tomayapo con más garra que buen juego
Mojocoya visita esta noche a García Ágreda en busca de un resultado positivo
deporte

Mojocoya visita esta noche a García Ágreda en busca de un resultado positivo

Mojocoya visita esta noche a García Ágreda en busca de un resultado positivo
La gimnasia chuquisaqueña se reactiva  pese a no tener escenario ni equipamiento deporte

La gimnasia chuquisaqueña se reactiva pese a no tener escenario ni equipamiento

La gimnasia chuquisaqueña se reactiva pese a no tener escenario ni equipamiento
Juventus empata en su visita a Inter con penal de Dybala deporte

Juventus empata en su visita a Inter con penal de Dybala

Juventus empata en su visita a Inter con penal de Dybala
Una “manito” del Liverpool  al United de Cristiano deporte

Una “manito” del Liverpool al United de Cristiano

Una “manito” del Liverpool al United de Cristiano
Real Madrid gana a un Barcelona  sin pólvora deporte

Real Madrid gana a un Barcelona sin pólvora

Real Madrid gana a un Barcelona sin pólvora
logo gente flash
Reina Hispanoamericana: Ecuador conquista el premio al Mejor Traje Típico

Reina Hispanoamericana: Ecuador conquista el premio al Mejor Traje Típico

Reina Hispanoamericana: Ecuador conquista el premio al Mejor Traje Típico
Candidatas a Reina Hispanoamericana se concentran en Sucre

Candidatas a Reina Hispanoamericana se concentran en Sucre

Candidatas a Reina Hispanoamericana se concentran en Sucre
Cervecería Sureña celebra sus Bodas de Oro

Cervecería Sureña celebra sus Bodas de Oro

Cervecería Sureña celebra sus Bodas de Oro
Primer aniversario  de Malaba

Primer aniversario de Malaba

Primer aniversario de Malaba
La Caja de Salud de la Banca Privada cumple 34 años de servicio

La Caja de Salud de la Banca Privada cumple 34 años de servicio

La Caja de Salud de la Banca Privada cumple 34 años de servicio
Aniversario de la célula de docentes de la Facultad de Arquitectura

Aniversario de la célula de docentes de la Facultad de Arquitectura

Aniversario de la célula de docentes de la Facultad de Arquitectura
Sumaj Miqhuna  celebra su tercer aniversario

Sumaj Miqhuna celebra su tercer aniversario

Sumaj Miqhuna celebra su tercer aniversario